fbpx
Viendo 2 entradas - de la 1 a la 2 (de un total de 2)
  • Autor
    Entradas
  • #10047
    Anónimo

    Al principio me fue difícil apreciar todas las dimensiones de la pasa, me parece que el momento más interesante fue cuando traté de sentir su peso y escucharlo. Oler, degustar, ver, son cualidades a las que estamos acostumbrados, particularmente respecto a la comida. No así el sentir el peso o escuchar. He intentado extender este ejercicio a frutas y a la comida en general, con resultados regulares. Hace unos días lo hice con un mango, fue curioso reparar en la textura. Me gustó mucho el ejercicio.

    #10061
    Gabriel Schutz
    Superadministrador

    Muchas gracias por tu aporte, Ramón. Es buena la idea de intentar llevar el ejercicio a otras instancias del comer. El asunto es poder demorarse, es decir, morar en la experiencia, de tal modo que nada ajeno a eso se inmiscuya. Puede, eventualmente, ser difícil, pero es también un modo de apaciguar la mente. En general, los sistemas de meditación tradicionales comienzan, precisamente, por enfocar la atención en un solo objeto, para evitar así la profusión de pensamientos, lo que los budistas llaman “mente de mono”: saltar de un pensamiento a otro como el mono salta entre las ramas.

Viendo 2 entradas - de la 1 a la 2 (de un total de 2)

Debes estar registrado para responder a este debate. Login here