fbpx
Viendo 5 entradas - de la 1 a la 5 (de un total de 5)
  • Autor
    Entradas
  • #12967

    -Piscis-
    Lo primero que sentí fue una espada que me atravesaba y partía en dos, no recuerdo otro dolor más grande en mi vida que lo que me está pasando, mi mente simplemente no lo registra, pienso que seguro es parte de una pesadilla, una mala broma, pero el dolor es real, la sangre goteando de mi corazón es simbólica, sin embargo, siento que me lo arrancaron y está ahí tirado en el suelo, latiendo con dificultad. Apenas me sostengo, estoy sentada en la cama, pero me siento tan mareada, mi cabeza da vueltas.
    7 meses después del sí, acepto, la historia de amor se acabó, sólo escucho en mi cabeza la frase ya no te amo.
    Me lleva a casa de mis papás, no tengo otro lugar a donde ir, ni trabajo, de camino en el coche pongo mi cabeza sobre la ventana con la mirada perdida, sabiendo que me espera un infierno, miles de recuerdos que me bombardean y lastiman y una loza de culpabilidad sobre mis hombros, pensando en todo lo que hice mal.
    Al día siguiente me miro en el espejo del baño y pienso que esa expresión no me la he visto antes, si la tristeza tuviera una cara sin duda sería la mía, me prometo no volver a sentirme como aquella noche cuando comenzó todo ni volver a ver esa mirada en mi rostro otra vez.
    El tiempo ha pasado, la herida ha cerrado, ya no sangra, pero la cicatriz sigue ahí, sé que me acompañará toda la vida y aunque hoy ya no duela, me recuerda de esa etapa, lo fuerte que soy.

    -Aries-
    Estoy en shock, no lo puedo creer, me duele tanto, no dejo de llorar desde que me enteré, me parece tan triste, yo daría cualquier cosa porque no fuera verdad y ella no sufriera tanto. Realmente nunca lo hubiera imaginado, se veían contentos, los veía enamorados, no entiendo lo que pasó. No puedes dejar de querer a alguien de la noche a la mañana, ¿o sí? algo tuvo que haber pasado grave para que él tomara esa decisión. Sí, claro, seguramente aquella tiene la culpa o tuvo mucho que ver, por algo nunca me cayó bien, en cambio a él le tenía mucho aprecio y ahora no lo quiero ni ver; en casa siempre lo recibimos bien, nunca hubo un conflicto con él por eso me cuesta tanto trabajo creer que esto esté pasando.
    A veces pienso que nuestra familia tiene una especie de maldición y que las mujeres de esta casa estamos destinadas a permanecer solas, creo que en esta casa ninguna tiene derecho a ser feliz en cuestión de pareja, ¿por qué a nosotros? Tenía tanta ilusión sobre su futuro, soñaba con un sobrino a quien poder consentir y educar, todo eso tendrá que quedar atrás, me duele y mucho, pero sé que no debo cargar con costales ajenos, ya bastante tengo con lo mío.

    -Cáncer-
    Cómo quisiera decirle a él tantas cosas, siento tanto coraje, me parece tan cobarde lo que ha hecho, pero no puedo decirle nada, ni yo ni mi esposo porque ella así nos lo ha pedido, no intervenir, no reclamar ni decir nada porque tiene la ilusión de que se arreglen las cosas; o en caso contrario cree que decir algo de poco serviría. Me duele mucho verla así, toda triste, uno de los momentos más duros fue cuando me preguntó si algún día volvería a sonreír, me partió el corazón, oh Dios, me da tanta impotencia no poder decirle a él a la cara todo lo que pienso y siento, la manera en que nos está afectando a todos, a ella le duele más que a nadie, eso es obvio, pero todos lo estamos padeciendo.
    Como madre quieres proteger a tus hijos de todo dolor y evitarles el sufrimiento, pero no puedo hacer nada y eso me frustra más.
    Llevar un matrimonio no es fácil, es un tango de dos personas por eso su actitud me parece tan cobarde, ambos deberían enfrentar sus diferencias y no dejarlo como si se tratara de un juego, en donde ya me aburrí, ya mejor adiós.
    De momento no me queda más remedio que esperar que pase el tiempo, sólo le pido a Dios que me la cuide y le dé la fortaleza que tanto necesita.

    -Leo-
    La decisión está tomada, no sé si será lo mejor o no, pero ya está, no fue fácil hacerlo, por supuesto que me duele, pero esto es lo que necesito ahora, honestamente creo que debí pensármelo antes de dar ese paso tan importante, pero me dejé llevar por la presión de ver a mis amigos casados y con hijos, eso dice mi mamá y me parece que tiene razón, ella siempre tiene razón.
    Estos 7 meses no han sido buenos para mí, ahora sé que no fue una buena idea traerla para acá, mi mamá necesita su espacio, es su casa. La convivencia no es placentera para mí, prácticamente todos los días recibo una nueva queja, no es agradable estar en medio, por un lado, a veces creo que ella tiene razón, pero debo darle el lugar a mi mamá y ella se molesta y no lo entiendo. Cada vez me es más difícil llegar a casa y ver su cara de tristeza porque no la veo a gusto en el lugar que le ofrecí, me ha pedido varias veces cambiemos el cuarto y lo decoremos los dos, que sea nuestro espacio, pero honestamente no es algo que me inspire, no le veo caso.
    Por supuesto que me entran dudas, ¿estaré haciendo lo correcto? ¿me arrepentiré después? Pero ahora necesito paz, no me lo quiero pensar más, tengo que pedirle cuanto antes que se vaya, ya no podemos estar juntos, ya no la amo y lo más justo es que se lo diga, debo cumplir ese pacto de decirnos cuando ya no estuviéramos enamorados uno del otro.

    #12978
    Gabriel Schutz
    Superadministrador

    Qué buen trabajo, Gabriela, te felicito. Tu escritura es siempre depurada, cuidadosa, pero aquí, aparte de eso, lo que encuentro más meritorio es cómo se va desgranando la historia, cómo se va completando a partir de las múltiples perspectivas y, sobre todo, cómo lograste «escuchar» el punto de vista de cada uno de los implicados con ecuanimidad, dándole a cada quien un espacio para hablar y ofrecer sus motivos. Éste es el propósito que persigue el ejercicio, comprender los puntos de vista de los involucrados, y creo que lo has conseguido con creces (y quizá con gran esfuerzo).

    Algo especialmente interesante, en el sentido narrativo o dramático, es que sólo al final, bajo el punto de vista de Leo (está bueno lo de identificar a los personajes por los signos astrológicos), se ve que hay otro personaje que no es ella ni la tía ni la madre ni él, que está jugando y de manera muy decisiva en todo esto: la madre de él. Hemingway, el gran escritor, solía decir que un buen cuento es como un iceberg: lo más importante no se ve, no se dice; eso obra un efecto peculiar. Aquí no es que sea lo más importante, y tampoco es que no se diga, se dice, pero el final, y eso muestra todo bajo una perspectiva que alumbra lo anterior. Un texto muy logrado, felicitaciones.

    #12983

    Gracias Gabriel, sí efectivamente me costó trabajo realizarlo sobre todo la parte de Leo pues necesitaba buscar encontrar el equilibrio al escribir su parte. No sé tan triste sea para quien lo lee, evidentemente para mí de cierto modo lo sigue siendo y no pude evitar llorar mientras lo hacia y ahora que lo leí, que aunque no es de la misma forma que en su momento, pues es algo que ahí está.
    Por otra parte, tenía duda y no sabía qué tan correcto es escribir como esta combinación de narrar en pasado y presente en un mismo texto, como en la narración de Piscis ¿se puede? al leerlo me parece que se entiende y que no perjudica, pero ¿Qué tan recomendable es? ¿Cuándo si se puede usar, cuándo no?

    Gracias

    #12984
    Gabriel Schutz
    Superadministrador

    Hola, Gabriela. Qué fuerte esto que dices, que aún te resulta tan triste. Esa tristeza se transmite, sí, sobre todo a través de Piscis.

    En relación a tu pregunta sobre los tiempos narrativos, en general, cuando se narra hay un tiempo narrativo fundamental y lo mejor es respetarlo. Por ejemplo, si narro en pasado, entonces establezco una distancia con respecto al ahora y el lector ubica los hechos como pasados, por lo cual puede ser desconcertante cambiar el tiempo de narración. Pero en este caso es distinto, porque no estás narrando en un sentido puro u ortodoxo, es un ejercicio de otra naturaleza y no importa demasiado (definitivamente se entiende todo sin problemas). Aún así yo creo que lo mejor sería que todo estuviera en presente, que es el tiempo dominante en la mayoría de los parlamentos. Pero esto es sólo un preciosismo.

    Que estés bien, Gabriela, que tengas un buen fin de semana.

    #12992

    Ok, perfecto, muchas gracias, lo tendré en cuenta.

    Igualmente, bonito fin de semana.

Viendo 5 entradas - de la 1 a la 5 (de un total de 5)

Debes estar registrado para responder a este debate. Login here