fbpx
Viendo 2 entradas - de la 1 a la 2 (de un total de 2)
  • Autor
    Entradas
  • #12860

    Usé un trozo de durazno (textura poco dura) en almíbar y me funcionó, pude conectarme con el ejercicio y la sincronía de los sentidos, para luego disiparlos, sustraerlos y darme cuenta cómo está siendo mi presente, mi existencia con todo y mi ansiedad en este momento. Si hizo presente la ansiedad, querer pasar de inmediato a la siguiente instrucción, pero estoy convencido que querer hacer las cosas diferentes, por eso llegué aquí, y logré hacer el ejercicio que me calmó.

    Sin duda me encuentro con lo que necesito en este momento, pues entraba a estados que me alejan de mi centro, me hace ver la necesidad imperante de mi espíritu para frenar mis pensamientos que a veces me atosigo con ellos, frenar las turbulencias de mi mente: relaciones en pareja, el momento actual del síntoma mundial, yo mismo que a veces no me entiendo.
    Soy facilitador de yoga y este ejercicio me da pauta para explicarle a mis alumnos y e invitarlos a vivenciarlo que las ásanas (posturas) nos permiten sustraer todo lo que no tiene nada que ver con lo corpóreo, con esto invitarlos a habitar la mente y todo lo que sucede alrededor para solo observarlo sin juicio, que de hecho es el fin último de la práctica de yoga la lucidez, como una manera de decir emancipar las turbulencias de la mente “Yoga, schitta, vrtti, nirodah”.
    Gracias por ser y estar doctor.
    José Antonio Alcántara Rivas.

    #12864
    Gabriel Schutz
    Superadministrador

    Me alegra mucho leer que el ejercicio te resultó tan provechoso. Es una exploración breve, modesta, pero al mismo tiempo muy reveladora.

    El hecho de que hayas podido advertir tu ansiedad durante el ejercicio es muy buena cosa: estás consciente y, no sólo eso, tuviste la posibilidad de regresar a la “instrucción”; en otras palabras, pudiste detener, en cierto grado, la ansiedad y poner tu mente donde tú querías. En eso consiste también la meditación básica del budismo, conocida como samatta (literalmente, “detener”, aunque suele traducirse como “foco” o “tranquilidad”)

    Yo sólo he practicado yoga de manera un poco esporádica, como diletante, pero sin duda el hata yoga compromete un grado de atención similar; y el cuerpo (aquí fueron los sentidos, lo que finalmente es cuerpo) tiene la cualidad de mantenerte en el presente.

    Espero de todo corazón que el curso te siga resultando provechoso.

    Estoy para apoyarte.

    Y me resulta más cómodo que me llamen Gabriel 🙂

Viendo 2 entradas - de la 1 a la 2 (de un total de 2)

Debes estar registrado para responder a este debate. Login here