fbpx
Viendo 2 entradas - de la 1 a la 2 (de un total de 2)
  • Autor
    Entradas
  • #13977

    Querido espectro del ama de casa: Eres sin lugar a duda de todos mis espectros el que me acompaña durante todo el día. Por lo menos de noche me dejas descansar. Muchas veces tú llevas el control de mi vida y más aún en esta época en la que nadie me ayuda ni a cocinar ni al quehacer de la casa.
    Claro está que sabemos llevar la fiesta en paz, por lo menos a ratos. Me dejas desayunar y leer el periódico con calma, pero una vez concluido el ritual, apareces y quieres que recoja la mesa y limpie un poco la cocina, pero no te hago caso y me voy a caminar con mis perras. Al regresar, y para evitar contagios, me meto a bañar, aunque tú me haces ver que la cama sigue sin hacer. Finalmente te obedezco y estiro las sábanas, el edredón, pongo la colcha. Coincido contigo: la recámara se ve más linda si la cama está hecha.
    Y luego empieza el diario debate: hacerte caso o sentarme ante la computadora. Me recuerdas con precisión qué área de la casa lleva más días sin limpiar. Me disculpo contigo y te digo que en estos tiempos uno no puede darse el lujo de tener todo limpio e impecable. Y entonces sueltas como ametralladora recuerdos de las casas de mis abuelas, de mis tías, de mis papás: siempre limpias, pulcras. No tengo ni idea cómo se las ingeniaban para tenerlas así. Y la cantidad de veces que nos invitaban a comer a sus casas y ¡qué manera de recibir! Manteles y servilletas de lino perfectamente almidonadas, vajillas impecables y la comida siempre deliciosa.
    Y esto es lo que de alguna forma tengo tatuado: atender y servir como mi abuela lo hizo, como mi mamá lo heredó. Y ¡vaya que lo aprendí! Para ser completamente honesta una parte de mí disfruta mucho el tener una casa linda, arreglada y ordenada, tener comida rica, lavar ropa y plancharla, incluso las camisetas y las pijamas. ¡sí se van más lindas planchadas! ¿Es esto lo que significa: “hacerles hogar a los hijos”? Y para limpiar estarás de acuerdo de que no hay nadie como yo. La obsesión de la limpieza se apodera de mí. Si encuentro una mancha en la ropa, en el baño, en la cocina no descansaré hasta eliminarla completamente. Cuento con todos los líquidos necesarios y las recetas de las abuelas, como la de enjabonar la ropa y colgarla al sol para desmancharla. Y ¡vaya que surte efecto!
    Sin embargo, a veces no te hago caso y gano yo, a veces me siento ante la computadora y trabajo. A veces, tomo un libro y leo durante horas sin importar que ya se vea el polvo sobre la mesa del comedor. A veces, como ahorita, en lugar de recoger la cocina, heme aquí escribiendo, aunque sean estas breves líneas.

    #13984
    Gabriel Schutz
    Superadministrador

    Bueno, parece que has llegado a una especie de saludable negociación con tu espectro; de otro modo, difícilmente podrías dirigirte a él bajo una expresión afectuosa (¿o será que le temes tanto, que te diriges de ese modo para no irritarlo?). Por otro lado, tú misma confiesas el placer que te dan el orden, la limpieza, la pulcritud, incluso, me animo a decir, tu propia excelencia a la hora de ejercer estas habilidades. Cuando esto sucede, no hay quizá siquiera espectralidad: es tu propia voluntad la que está operando y no un condicionamiento inconsciente.

    Y sin embargo, ¿por qué conceder que este perfeccionismo doméstico coarte ciertas libertades, disminuya tal vez otras posibilidades que se ven así anuladas o limitadas? Es indudable que una casa limpia y ordenada es mucho más agradable que una sucia y desordenada, pero el precio puede ser alto si cancela otras potencias, no menos importantes, de tu persona. ¿Qué es lo que está detrás de la consigna inflexible sobre la limpieza, de eso que llamas obsesión? ¿Es algo sobre el ser mujer? ¿Y por qué estás sola en esto y no hay ayuda de nadie? ¿No hay en esta soledad alguna creencia espectral sobre tus deberes, mandatos, etcétera, que eventualmente te impide manifestar tu fatiga, tu eventual hastío, o simplemente pedir ayuda? ¿No hay detrás de este espectro creencias sobre género y roles (creencias heredadas, quizá, de tu madre y tu abuela)? ¿No existiría una posibilidad mejor, una negociación mejor, donde los asuntos de la casa no se vieran descuidados, pero tampoco descuidaras tú las cosas que eventualmente quedan de lado bajo el imperio de este espectro? Desde luego, sólo son preguntas. La idea es tirar el espectro al lago.

Viendo 2 entradas - de la 1 a la 2 (de un total de 2)

Debes estar registrado para responder a este debate. Login here