fbpx
Viendo 3 entradas - de la 1 a la 3 (de un total de 3)
  • Autor
    Entradas
  • #15708
    Román Ochoa
    Participante

    Día 1 – Vaivén entre certeza y arrepentimiento.

    Día 2 – Estando con amigos hay momentos en que te abstraes de todo y vives el presente.
    Tener proyectos en conjunto con gente que admiras da ánimos para la vida.

    Día 3 – El tiempo es algo con lo que aún peleo mucho.
    Siento que no debería dedicarle tantas horas a actividades recreativas como ver series o jugar videojuegos.
    Poco a poco encontraré el equilibrio entre el tiempo que dedico a las actividades laborarles y recreativas.

    Día 4 – Me gusta el tiempo que me estoy tomando para ser consciente de que todo lleva un proceso y su propio tiempo. Intento ser más flexible conmigo para no estresarme, sobre todo cuando no cumplo con algo que tenía planeado, o si me lleva más tiempo.

    Día 5 – Flexible

    #15716
    Gabriel Schutz
    Superadministrador

    ¿Cómo es que la certeza se torna arrepentimiento? Si la certeza es rotunda, abrazarla no puede jamás derivar en arrepentimiento. Si, por ejemplo, actúo con la plena certeza de hacerlo sobre buenas bases, incluso si las cosas no salen como yo preferiría, puede haber desagrado, pero justamente no puede haber arrepentimiento, porque la certeza se conserva más allá de si la fortuna es favorable o adversa. Entonces, ¿se puede hablar de certeza cuando se alterna con arrepentimiento?

    Parece haber tres calidades de tiempo: (1) el tiempo con los amigos, que quizá coincide con el tiempo creativo junto a gente admirable. Este tiempo tiene una cualidad similar al del autoexamen del día 4, porque es un tiempo que no se debe a la utilidad en sentido duro, a la “productividad”, sino al cultivo de las virtudes y el desarrollo del potencial humano creativo. Es el tiempo del OCIO; (2) El TIEMPO LABORAL, el tiempo del neg-ocio, la negación del ocio, que no tiene por qué tener un carácter peyorativo, pero que no están tan íntimamente relacionado con el desarrollo del potencial humano como tal, sino con un medio de vida; puede eventualmente haber una disposición creativa en esto, pero en principio es un tiempo de otro orden, signado por la consecución de resultados y la búsqueda de utilidad; (3) El TIEMPO DEL ESPARCIMIENTO.

    Es importante distinguir estos tres tiempos y comprender el lugar que cada uno ocupa. Interesantemente es un tópico de la antigüedad. En la Política, Aristóteles observa que el esparcimiento se parece al ocio, pero guarda con él una diferencia fundamental: mientras que el esparcimiento está al servicio del trabajo, pues es una especie de relajación que permite mantener un ritmo productivo, el trabajo está al servicio del ocio, que es el tiempo de calidad superior, el verdadero tiempo donde un hombre libre ejerce su libertad. Tengo para mí que ésta es una distinción importante para contrarrestar el bombardeo a que nos vemos expuestos, en el que se nos intenta hacer creer que el tiempo productivo es el más importante, lo que acaba por degenerar en autoexplotación, culpa, etc.

    #15723
    Román Ochoa
    Participante

    Muchas gracias por la retroalimentación.

    Creo que utilizar las palabras más adecuadas es parte de asir el autoconocimiento. Pondré atención en ello.

    Aprender las distinciones del tiempo me ha traído calma, me han ayudado a signar distintos momentos del día a día y potencian las actividades que hago en cada uno de ellos.

    Te agradezco mucho, Gabriel.

Viendo 3 entradas - de la 1 a la 3 (de un total de 3)

Debes estar registrado para responder a este debate. Login here