fbpx
Viendo 2 entradas - de la 1 a la 2 (de un total de 2)
  • Autor
    Entradas
  • #16148
    Juan DavidJuan David
    Participante

    Es el segundo día del ejercicio, y estoy tranquilo. Pienso en que me gustaría potenciar las ganancias del día anterior, y me siento optimista frente a las “pérdidas” (que, con paciencia, pude entender como nuevas puertas a oportunidades posteriores). Miro alrededor, y siento que cada cosa tiene sus maravillas, su encanto.

    Es día de trabajo en la escuela, así que elaboro la lista de anticipaciones (con más realismo, siento yo), y me encamino a laborar. Por la noche, realizo la reflexión de la jornada:

    Ganancias: hubo algunas situaciones en general dispreferidas, pero me sentí menos arrebatado. No a un 100 %, pero en mi fuero interno tuve la sensación de no estar cayendo automáticamente en la perturbación. Me resulta fascinante cómo ese breve instante para no asentir, es realmente una inmensidad.

    Cada día depara situaciones. Pero mientras escribo me doy cuenta de que frente a esos escenarios complejos con estudiantes (como con el ruido, el comportamiento, el desvío de atención, etc.), no es que yo deba ignorar o eludir, sino actuar por y para el crecimiento de los y las estudiantes. Y al pensar en su bien, siento que puedo resignificar mi labor, pues he venido pensando que hay momentos donde uno actúa más desde el ego y desde la sensación de estar siendo herido u ofendido, y cuando esto sucede, la corrección que pueda hacerse apunta es a “aplacar” o “poner en su sitio” al otro, reduciéndole.

    Sé que como docente uno busca lo mejor para los(as) estudiantes, y aún cuando esta pueda ser una enseñanza obvia o evidente, en este momento la sentí como un florecimiento… como cuando uno comprende algo con un brío completamente nuevo y renovador. Y el hecho de que sean ganancias propias —asociadas con mis propios estados mentales y experiencias—, me hace sentir aún más alegría, porque me hace ver la importancia de trabajar sobre mis representaciones arrebatadoras. No es el mundo el que ha de cambiar, sino la mirada que poso sobre él.

    Durante otros instantes, observaba al grupo de clases, y sentí alegría de verles allí hablando, riendo, interactuando. Si fuera mi último día, los extrañaría mucho.

    Pérdidas: Durante un momento, un grupo estuvo distraído y más hablador. Allí me sentí como desalentado, retraído. Y de ello salió una segunda enseñanza: “buscar vías que concienticen a los(as) estudiantes. No buscar imponer un orden porque sí”.

    Sé que el comportamiento de ellos(as) es ajeno, pero no debo desatender lo que está en mis manos hacer. Antídoto: frente al retraimiento, la tenacidad y la constancia.

    Finalmente, fue un día muy bonito. No pude estar todo el día pensando en lo de asumir este día como el último de mi vida, pero mi atención sí la pude situar en lo que viví, y pienso que es una ganancia valiosa.

    #16149
    Gabriel Schutz
    Superadministrador

    Qué hermoso leer esto. Se transmite claramente la breve inmensidad de haber atajado el asentimiento y, sobre todo, una especie de frescura o renovación en tu mirada. La percepción de los chicos riendo, interactuando, sinedo tal como son, es indicativa de que el ejercicio del último día está trabajando en ti. Y tiene que ver, como bien dices, con un desasimiento de la mirada centrada en ti; no es solo que el asunto primordial es su crecimiento, sino que, al salirte tú del centro del cuadro, al dejar de lado tus inquietudes, si te hacen caso o no, toda esa maraña, puedes realmente verlos a ellos, verlos en su vivacidad, en su entrañable ser muchachos llenos de ebullición, tambien llenos de confusión, de anhelos, de preguntas…

    En relación a los momentos de zozobra, tambien éstos son impermanentes y susceptibles de ser considerados, al menos por un rayo, una hebra de conciencia, como algo más que surge y cesa. Si al menos una parte de tu conciencia puede tener esta claridad, aunque el resto se sienta abatida, ya hay una semilla que puedes cultivar.

    ¡Vas muy bien, David! Persiste en este ejercicio, no lo dejes atrás porque haya pasado la semana “oficial”. Es algo a incorporar de manera permanente, especialmente ahora que has podido tener una probada del efecto que tiene esta meditación.

Viendo 2 entradas - de la 1 a la 2 (de un total de 2)

Debes estar registrado para responder a este debate. Login here